Adolfo Faringthon nació en Sosúa Puerto Plata, en el año 1972. Hasta ahora ha realizado más de treinta exposiciones; algunas de ellas fuera del país tales como: Suiza, México, Estados Unidos y Canadá, donde recibío una medalla del parlamento del Quebec.

Sus obras han sido escogidas para portadas de varios libros y poster de eventos internacionales como la Copa Mundial de Kite Boarding y el Dominican Republic Jazz Festival para el cual lleva veinte años trabajando como director de artes visuales.

Adolfo Faringthon

+C. ¿Cómo ves a Sosúa en el aspecto artístico?

AF. Sosúa es un municipio interesante. Siempre he dicho que es uno de los sitios que en un perímetro pequeño, hay muchísimos artistas. Por ejemplo, bajando a la playa vemos a artistas haciendo arte, de alguna manera esto aporta no solo al color al municipio, sino también la cultura. Y por supuesto, tenemos la Casa de Arte de Sosúa. Uno de los centros más importantes no solo de la provincia sino de la República Dominicana. Aportando al desarrollo cultural, ya que aparte del espacio de exposición, también tenemos una escuela que da la oportunidad de estudiar artes visuales. En la actualidad hay más de 60 niños, quienes son el futuro del arte de la región.

+C. Hablanos de tu experiencia en las artes y en especial sobre tu experiencia en el DR Jazz Festival

AF. Empecé bastante joven a hacer exposiciones. Llevo unas 38 exposiciones de las cuales unas 25 son individuales. Entre todas ellas he trabajado para eventos, mucho de ellos internacionales que me han ayudado muchísimo a la proyección de mi carrera como artista plástico.

Uno de esos eventos en el cual cumplo 19 años trabajando toda la línea gráfica y edición visual, es el DR Jazz Festival, lo cual ha sido una oportunidad maravillosa, ya que he podido presentar mi arte a muchísima gente, especialmente del mundo de la música, del jazz que tanto me gusta. En todos estos años he hecho una relación entre la música y el arte visual. De hecho, en estos momentos estoy trabajando muy duro en los performance de pintar escuchando música. A parte de que es muy divertido y desestresante, también nos hace ver que ciertamente somos capaces de plasmar en un aspecto visual, lo que se escucha.

+C. ¿En qué estás trabajando actualmente?

AF. Estoy trabajando en mi serie más reciente que es “Pasión Natural”. La voy a exponer en enero en el Centro de convenciones y cultural de UTESA, en Santiago. Luego va a la residencia de la embajada alemana en Santo Domingo. De ahí me gustaría  llevarla a otros países. Estoy muy motivado, muy entusiasmado, es una exposición llena de color y siento mucha pasión por los colores. Además voy a exponer la escenografía tamaño real de la versión DR Jazz Festival 2018, también tendré algunos vestidos de moda. Esto será un preámbulo de una pasarela que pienso realizar el próximo año.

+C. Cuéntanos las técnicas que definen a Adolfo Farignton

AF. Mi técnica es una manera que vengo desarrollando desde hace muchos años. Siempre fui un apasionado no solamente de la figura y el movimiento que se deja ver en mis obras, sino también apasionado por la estructura, el relieve, el material, por la factura de la obra en torno a la técnica que he utilizado. La gente conoce el color de Adolfo Farington, pero también conoce la textura. Eso es interesante, cuando la gente conoce la materia con que trabajas e identifica tus obras sin tener que leer la firma.

+C. ¿Vivir en la costa influye en tu expresión artística?

AF. He vivido en Sosúa siempre. Nací aquí e irónicamente aún vivo aquí. Se supone que un artista siempre se va a otras ciudades a desarrollarse. Pero estoy aqui por algún propósito de Dios.

Vivir a la falda de la costa, de la bahía tan bella de Sosúa por supuesto influye en mi, absolutamente. He pintado y trabajado tanto con el fondo del mar, también los peces que han sido de mis temas predilectos. Una de mis exposiciones que más sonó, fue La Danza del Agua del año 2013 y todavía la gente habla de ella, fue una exposición muy conocida en la República Dominicana y estaba inspirada en el mar, en el movimiento de las algas y las aguas en especial de mi bahía de Sosúa.

Definitivamente el color azul, el agua de mar, los peces y la flora marina son elementos increíblemente importantes en la composición de mis obras.

+C. Un mensaje para los jóvenes de Sosúa que gustan de las artes plásticas.

AF. Me gustaría aprovechar el espacio para motivar a los jóvenes de Sosúa, en especial a los que quieren estudiar o hacer arte. A que sigan, a que trabajen, a que practiquen diario. A que puedan seguir sus sueños y que sepan que cuando soñamos con ser artista, hay que trabajar muy duro y constante para lograrlo. Con esfuerzo y dedicación pueden lograr que se hagan realidad.


Adolfo

2020